mastoiditis

Mastoiditis, una infección auditiva más común en niños

Verano y otitis. Hace unos días hablábamos sobre esta infección auditiva tan común en esta época del año. Los baños en la piscina, la humedad, el cambio brusco de temperaturas… son algunos factores que pueden afectar a nuestros oídos en verano. De ahí, la importancia de prevenir y tratar este tipo de infecciones; de lo contrario, podrían derivar en otras patologías, como puede ser la mastoiditis, una infección auditiva más frecuente en niños y sobre la que hoy te hablamos.

Mastoiditis, qué es

¿Sabes cuál es la función del hueso que tenemos detrás de la oreja? Este hueso recibe el nombre de hueso mastoides, y cuando este se infecta o se inflama, da lugar a lo que llamamos mastoiditis. La mastoiditis es una infección auditiva más frecuente en niños pequeños y bebés cuando una otitis media no ha respondido bien al tratamiento.

La mastoiditis suele aparecer cuando existe una inflamación del oído medio y esta se extiende hacia una de las partes del hueso mastoides. En la mayoría de casos, los primeros síntomas de la mastoiditis suelen notarse a las de dos o tres semanas de haber sufrido una otitis media aguda; ésta no se cura bien y, de forma progresiva, va dañando la parte interna del hueso mastoides.

Mastoiditis, síntomas principales

¿Cómo detectar la mastoiditis? En la mayoría de casos, los síntomas son fácilmente visibles pues es posible que se forme un absceso óseo y la parte de detrás de la oreja se inflame. Además, se pueden detectar síntomas como:

  • Enrojecimiento de la piel que envuelve el hueso mastoideo.
  • Hinchazón o inflamación detrás de la oreja.
  • Dolor detrás de la oreja (hueso mastoideo) y dentro del oído.
  • El oído externo se desplaza hacia un lateral y abajo.
  • Secreción del oído debido a la infección bacteriana.
  • Fiebre y dolor de cabeza que puede aumentar de forma repentina.
  • Pérdida de audición. 

En algunos casos, estos síntomas pueden confundirse con otras patologías, por lo que es importante ponerse en manos de un médico para que este realice un diagnóstico acertado. En GAES son muchas las consultas que recibimos sobre qué hacer ante un dolor de oídos, o ante una otitis del oído medio mal curada. En todos los casos, es fundamental que un otorrino y/o audioprotesista realice todas las pruebas diagnósticas necesarias y aplique el tratamiento a medida lo antes posible.

Mastoiditis, más común en niños

Como decíamos, la mastoiditis es más frecuente en niños, quienes también son más propensos a sufrir una otitis. Pero, ¿sabías que antes de que existieran antibióticos, la mastoiditis era una de las principales causas de fallecimiento en niños? En la actualidad, la mastoiditis no está considerada como una infección grave y tiene cura mediante tratamiento con antibióticos.

Sin embargo, la mastoiditis no siempre es fácil de eliminar, y es posible que vuelva a desarrollarse. Cuando la toma de antibióticos no es efectiva, el médico valorará la opción de recurrir a la cirugía, para eliminar la parte del hueso dañada.

Prevención de la mastoiditis

Además de estos tratamientos -que solo un médico o pediatra especialista puede aplicar- toma nota de estos consejos que te ayudarán a prevenir la aparición de infecciones de oído como la otitis o mastoiditis en niños:

  • Mantén limpios sus oídos. ¡También la zona de detrás de la oreja!
  • Evita el uso de bastoncillos ni ningún objeto en su conducto auditivo.
  • No extraigas el cerumen de los oídos; de forma natural irá saliendo sola.
  • Evita corrientes de aire frío (aires acondicionados).
  • Seca bien sus oídos después del baño y cuando salga de la piscina.
  • Usa un difusor de agua marina que permita limpiar tanto el oído externo como el interno.
  • Evita ruidos altos (música en auriculares, televisión…).
  • No estar sumergido en el agua durante mucho rato.
  • Evita los cambios de presión, sobre todo si ya tiene infección.
  • Revisa su audición periódicamente, sobre todo, antes y después de las vacaciones de verano.

Para evitar y prevenir infecciones como la mastoiditis, es fundamental que cumplamos todas estas pautas y que sepamos cómo cuidar de la audición de los más pequeños de la casa. En nuestros centros auditivos GAES Valencia y Castellón contamos con un equipo de especialistas en audición infantil GAES JUNIOR que atenderán a tu pequeño de forma personalizada. Evitar la mastoiditis en niños es fácil, si sigues las recomendaciones de tu médico o audioprotesista. ¡Visítanos o pide cita para una revisión auditiva gratuita!

Recuerda que la prevención es la clave para que los niños crezcan con la mejor salud auditiva, y no se pierdan ninguno de los sonidos de su estación favorita del año: ¡El verano!

Imagen

Deja un comentario

La dirección de email y el teléfono no serán publicados.

1 × 2 =