Tapones en los oídos, por qué aparecen

Tapones en los oídos, ¿por qué aparecen y cómo eliminarlos?

¿Sabías que los tapones en los oídos es una de las causas más frecuentes de pérdida auditiva? Según los expertos en salud auditiva, cuando nuestros oídos acumulan un exceso de cerumen, estos pueden llegar a formar un bloqueo en el conducto auditivo externo y, con ello, derivar en una pérdida de audición.

Pensemos que dicho conducto está recubierto por una serie de folículos pilosos y por tejidos o glándulas que generan una sustancia de textura aceitosa, denominada cerumen. Pero, ¿por qué este cerumen termina produciendo tapones en los oídos?, ¿cuál es la mejor forma de eliminar los tapones en los oídos?

Hoy en nuestro blog te hablamos de estos tapones en los oídos, tan molestos como frecuentes, y que en la mayor parte de los casos pueden eliminarse fácilmente. La cera tiende a abrirse paso hasta la abertura de nuestros oídos, de donde cae directamente por sí solo o se extrae mediante una limpieza sencilla.

Si crees que puedes tener un tapón en los oídos, te explicamos cuáles son sus síntomas, para que puedas identificarlos rápidamente y eliminarlos para prevenir otras patologías auditivas.

Tapones en los oídos: síntomas

Aunque insistamos en la importancia de eliminar la acumulación de cerumen de nuestros oídos, no debemos olvidar que esta sustancia de textura oleosa y color amarillento que se genera de forma natural, cumple una importantísima función en nuestros oídos:

  • Actúa como antibacteriano, atrapa el polvo y otras impurezas que podrían entrar en el canal auditivo.
  • Gracias a su contenido en lípidos, actúa como un lubricante natural. Es útil, por tanto, para evitar la sequedad y el picor del interior de nuestros oídos.
  • Actúa como un limpiador natural, ya que al avanzar desde dentro del conducto auditivo hacia fuera, ayuda a arrastrar consigo el polvo o la suciedad que haya podido acumularse.

De hecho, lejos de lo que muchas personas piensan, la existencia de cerumen en los oídos no es sinónimo de falta de higiene, sino que se trata de una sustancia natural de nuestro cuerpo. Entonces, ¿por qué debemos eliminar el cerumen de nuestros oídos?

En realidad, no es la cera en sí la que se debe eliminar, sino la acumulación excesiva de ésta que puede bloquear el conducto auditivo y formar un tapón en los oídos. Toma nota de cuáles son los síntomas de los tapones en los oídos, para que cuanto antes, acudas a un médico especialista en salud auditiva:

  • Dolor de oídos: Los tapones en los oídos pieden provocar dolor en el canal auditivo, donde se acumula el cerumen, pero normalmente son molestias poco severas.
  • Autofonía: Cuando una persona tiene un tapón en los oídos, es frecuente que ésta note que escucha su propia voz al hablar.
  • Zumbidos: No sucede en todos los casos, pero es posible que los tapones en los oídos haga que la persona escucha molestos pitidos o incluso mareos de forma ocasional.
  • Pérdida auditiva: Es el síntoma más frecuente que nos indica que hay un tapón en los oídos. La persona, de forma repentina, siente que oye menos. Pero se trata de una pérdida de audición drástica que no debe preocuparnos en ningún caso, pues desaparece en el mismo momento en que el tapón en los oídos es extraído por un otorrino o médico especialista.

Es cierto que la audición se recupera en todos los casos en que el tapón es extraído; sin embargo, es importante que de manera periódica revisemos la salud de nuestros oídos y nos aseguremos de que un posible tapón en los oídos pueda estar provocando la aparición de otras afecciones o dolencias en el canal auditivo.

Una de ellas es la pérdida auditiva, provocada por una lesión en el interior del canal auditivo y que podría prevenirse fácilmente gracias a las revisiones periódicas que puedes realizarte en nuestros centros auditivos GAES Valencia y Castellón. 

En caso de que tengas dolor de oídos, que sientas pitidos o zumbidos constantes, o que notes que oyes menos, visita lo antes posible a un médico especialista. Él te indicará cuál es el tratamiento a aplicar en tu caso y, en caso de diagnosticar una posible pérdida auditiva, te remitirá a un centro auditivo donde un audioprotesista profesional valore tu audición.

Tapones en los oídos, causas

Ya hemos visto cuáles son los síntomas que nos indican la presencia de un tapón en los oídos, pero ¿por qué aparecen?, ¿por qué decimos que una persona es más o menos propensa a generar esta sustancia en el interior de sus oídos? Veamos ahora los factores que provocan la acumulación de cerumen en el oído:

  • Cuando el paciente sufre una alteración del proceso natural de limpieza del oído. La cera, como decíamos, cumple una importantísima función de limpieza en nuestros oídos, pero hay algunas personas que tienen alterada esta función.
  • Falta de higiene. Si la persona no adquiere el hábito de limpiar sus oídos cada día, es cuando puede producirse la obstrucción del canal auditivo, dando lugar a posibles lesiones auditivas y generando estos tapones en el oído. Recuerda que debes evitar el uso de bastoncillos para limpiar tus oídos, pues estos pueden favorecer todavía más la acumulación de cerumen y causar otros daños.

Razones para revisar tus oídos

Si crees que puedes tener tapones en los oídos, desde GAES te recomendamos que acudas cuanto antes a un otorrinolaringólogo para que éste pueda extraerlo y liberarte de todas las molestias. El proceso es sencillo y totalmente inofensivo para la salud de tus oídos: el médico aplica agua templada que introduce en el interior del canal auditivo para que la cera se ablande.

De esta manera, resulta mucho más fácil extraerla. Solo en casos más graves, o cuando el tapón en los oídos ya tiene un tamaño mayor, el otorrino puede hacer uso de los instrumentos médicos adecuados que él considere.

En nuestros centros auditivos de GAES Valencia y Castellón revisamos gratis tu audición y te damos los mejores consejos para cuidar de tus oídos a diario, y para que un tapón en los oídos te impida disfrutar de todos los sonidos que nos rodean cada día. Pide tu cita y confía en los mejores audioprotesistas.

Deja un comentario

La dirección de email y el teléfono no serán publicados.

quince − once =