VPPB o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno

VPPB: Vértigo Posicional Paroxístico Benigno

Qué es el VPPB o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno

¿Sabías que un 30% de la población sufre o ha sufrido vértigos alguna vez en su vida? Lo que muchos nos saben es que el origen de estos vértigos se encuentra en el oído, responsable de controlar el equilibrio de nuestro cuerpo. Uno de los más frecuentes es el VPPB o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno.

El VPPB consiste en la aparición de episodios repentinos de vértigo que duran un breve espacio de tiempo y que se producen cuando la persona realiza cambios bruscos de postura. Este tipo de vértigo es más frecuente en mujeres que en hombres, y más en aquellas de entre 30 y 35 años de edad. Este tipo de vértigo tan común, constituye cerca de un 20 a un 25% de los vértigos del oído interno.

Ahora bien, ¿cómo funciona el oído interno? El oído interno está compuesto por unos tubos llenos de líquido llamados canales semicirculares. Cuando uno de estos canales (CSC) se mueve, el líquido se mueve también dentro de estos tubos. Los canales son muy sensibles a cualquier movimiento del líquido; y es ésta sensación la que indica a nuestro cerebro en qué posición exacta nos encontramos. Es decir, esta información es la que ayuda a mantener el equilibrio.

Entonces, ¿por qué se origina el VPPB o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno? Cuando hay presencia de los llamados otolitos en los canales semicirculares del oído interno. Es decir, dichos otolitos, que provienen de la mácula otolítica, se desprenden de su lugar de origen, y por efecto de gravedad se introducen en el 95% de los casos en los canales semicirculares (CSC) del oído interno.

Síntomas del VPPB o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno

El VPPB o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno puede durar días, semanas, meses e incluso, años. Con bastante frecuencia, este tipo de vértigo modifica y altera la calidad de vida de las personas que lo padecen. Entre los diferentes síntomas, encontramos:

  • Sentir que todo a tu alrededor se mueve o gira entorno a ti.
  • Pérdida del equilibrio.
  • Problemas de visión, como la sensación de que las cosas están saltando o moviéndose.
  • Síntomas neurodegenerativos como mareo, inestabilidad o sensación de vacío en la cabeza.
  • Sensación de debilidad o miedo a desmayarse.
  • Sudoración, temblores o escalofríos.
  • Parestesias (sensación de hormigueo o adormecimiento de las piernas o brazos).

Para realizar un buen diagnóstico del VPPB o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno es muy importante tener en cuenta el historial clínico del paciente; los resultados obtenidos en el análisis realizado por otorrino o especialista en el tratamiento de enfermedades del oído; así como los resultados de las pruebas vestibulares y auditivas.

Diagnóstico del VPPB o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno

¿Cómo se realiza el diagnóstico del VPPB o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno? El diagnóstico del VPPB o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno es básicamente clínico; todas las pruebas incluyen comprobaciones posturales realizadas por un otorrino y que tienen como principal objetivo evaluar y detectar la posible oscilación rítmica de los ojos, también llamado nistagmo.

Esto se analiza mediante la llamada Prueba Dix-Hallpicke, que consiste en la ejecución por parte del médico especialista de las siguientes comprobaciones físicas:

  • El paciente se coloca sentado y el médico le gira la cabeza 45º hacia un lado.
  • Rápidamente, este se tumba con las cervicales flexionadas en unos 20º.
  • Durante esta maniobra, observar si el paciente siente vértigo y aparece el nistagmus durante al menos unos segundos (variación rítmica de los ojos que no debe durar más de 1 minuto).

Salud auditiva y vértigo

Además del VPPB o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno, existen otro tipo de enfermedades del oído que pueden provocar vértigos, como pueden ser la otitis, un simple taponamiento de cerumen o la otosclerosis. Sin embargo, el vértigo en estas no es el principal síntoma, como sí lo es en el VPPB o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno, en la Enfermedad de Ménière y en la Neuronitis Vestibular.

La existencia de un problema en el oído interno es la causa principal del VPPB o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno; sin embargo, un posible traumatismo neurológico, o el simple deterioro del oído por la edad, pueden ser causas más que suficientes para que el paciente sufra de este tipo de vértigo. Ante cualquier síntoma de mareo, desequilibrio o vértigo, desde GAES te recomendamos que acudas lo antes posible a un médico especialista en salud auditiva.

El otorrino te realizará las pruebas y métricas necesarias, y te recomendará seguir el tratamiento más acertado para tu caso en particular. Y recuerda tomar nota de los consejos de nuestros audioprotesistas en GAES  para mantener siempre una buena salud auditiva y, en muchos casos, a prevenir la aparición de algún tipo de vértigo como el producido por el  VPPB o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno. Toma nota:

  • Higiene auditiva: mantén limpios siempre tus oídos y evitarás la acumulación de cerumen.
  • Protege tus orejas de las bajas temperaturas, sobre todo en invierno, de las corrientes de aire frías. Evitarás la aparición de posibles infecciones como la otitis.
  • Visita tu centro GAES más cercano y revisa periódicamente tu audición. ¡No te costará nada!
  • Evita la toma de sustancias que pueden perjudicar a tu salud auditiva, como el café, el alcohol o el tabaco.
  • Sigue una dieta equilibrada, y sin grasas saturadas.
  • Trata de mantener siempre una buena postura corporal, tanto cuando estés tumbado, sentado o de pie. Tu cabeza nunca debe estar por debajo de tus hombros, y es recomendable realizar estiramientos suaves y rotatorios, nunca bruscos que puedan dañar tu oído.
  • Evita la toma de los llamados medicamentos ototóxicos, que pueden provocar daños en tu cóclea y, por tanto, producir pérdida auditiva.

Tratamiento del VPPB o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno

Para el tratamiento del VPPB o Vértigo Posicional Paroxístico Benigno, es bastante frecuente la aplicación de la llamada Maniobra de Epley. Se trata de un conjunto de movimientos de la cabeza que se realizan para mover los canalículos en su oído interno. Una vez realizado, es importante observar si los síntomas vuelven a aparecer nuevamente; de ser así, será necesario repetir la maniobra.

Si crees que tú o un familiar puede sufrir algún tipo de pérdida auditiva, no dudes en acudir a un otorrino que pueda analizar la salud de tus oídos y derivarte a uno de nuestros centros auditivos GAES en Valencia y Castellón, donde te realizarán una completa audiometría totalmente gratuita.

Deja un comentario

La dirección de email y el teléfono no serán publicados.

seis + doce =